menu
Entrar
televisión veterinaria
ES
PT
CT
video clínico sobre displasia cadera

VetTV, tu canal de televisión veterinario presenta: La displasia de cadera

Bienvenidos a un nuevo post de Vettv. En esta ocasión te contaremos todo lo que debes saber sobre la displasia de cadera

Se conoce como displasia de cadera al desarrollo anómalo de la articulación de la cadera. En los perros su origen es hereditario y no aparece al nacimiento, sino que se va desarrollando a lo largo de la vida del animal. Al final del proceso, se llega a una artrosis. Con el tiempo, aparecerá laxitud en la articulación y disminuirá la masa muscular de la zona, pudiendo desplazarse la cadera. Este proceso causará un fuerte dolor y dificultad de movimiento en nuestra mascota, por lo que el animal evitará el movimiento. Lamentablemente, la displasia de cadera no tiene cura. A pesar de ello, ciertos tratamientos quirúrgicos como la implantación de prótesis pueden mejorar la calidad de vida del perro. Esta afección prevalece en perros de raza mediana y gigante, aunque también puede aparecer en razas pequeñas, e incluso en gatos. El pastor alemán y el belga, el dogo alemán, el san Bernardo, los mastines y los Bulldog tienen mayor predisposición a padecerla. Por ese motivo, si nuestra intención es adquirir un cachorro de alguna de las razas mencionadas, conviene solicitar su árbol genealógico y las radiografías de sus progenitores. Con estos datos sabremos con antelación si nuestra mascota será propensa a sufrir displasia. Cuando el perro comienza a desarrollar la displasia, los primeros síntomas suelen ser una cojera intermitente, dificultad para levantarse, pérdida de masa muscular y dolor en los miembros posteriores. Además, el sobrepeso agravará los síntomas. Las revisiones periódicas en la clínica veterinaria son clave para detectar la displasia de cadera en su fase temprana. El profesional podrá diagnosticarla a partir de los 7 u 8 meses de edad mediante una radiografía, y tomar medidas que frenen su avance. Si nuestro perro ya la padece, nuestro veterinario elaborará un plan de seguimiento y un plan nutricional. Además, nos recomendará las terapias y productos más adecuados para que nuestro fiel compañero tenga una buena calidad de vida. Pincha aquí para ver nuestro vídeo clínico.

Lamentablemente, la displasia de cadera no tiene curaVetTV, tu canal de televisión veterinario