menu
Entrar
televisión veterinaria
ES
PT
CT
video clínico sobre embarazo psicologo perra

VetTV, tu canal de televisión veterinario presenta: El embarazo psicológico de la perra

Bienvenidos a un nuevo post de Vettv. En esta ocasión te contaremos todo lo que debes saber sobre el embarazo psicológico de la perra

Se conoce como embarazo psicológico a aquella situación en la que el animal muestra síntomas y comportamientos típicos de la gestación, sin estar gestando realmente. La señal más común del embarazo psicológico en la perra es el aumento del tamaño de las mamas, que incluso pueden llegar a producir leche. Esto suele ocurrir un par de meses después de haber pasado el celo debido a la alteración hormonal. La producción inoportuna de leche es un dato muy importante en el diagnóstico de ciertas patologías, que pueden llegar a ser graves. Por ello, debemos llevar un control de los celos de nuestra mascota y de su comportamiento posterior. Además de los signos físicos en el cuerpo de la perra, el embarazo psicológico puede conllevar un comportamiento alterado, como actuar de manera huidiza y, a veces, agresiva. En ocasiones el animal preparará el nido de cría y hasta adoptará juguetes como si fueran sus propios cachorros. Ante los síntomas de un embarazo psicológico, lo más recomendable es acudir con nuestra peluda al veterinario. En caso de que se diagnostique este trastorno, en la clínica nos recomendarán la mejor terapia, que será diferente según cada animal. Por lo general, reduciremos su ración de alimento durante uno o dos días para atenuar los síntomas. Además, evitaremos que la perra se lama las mamas para evitar la secreción de leche y el alargamiento innecesario del proceso por una excesiva estimulación. Si nuestra perrita ha adoptado algún juguete como cachorro, lo retiraremos cuanto antes sin ser bruscos. Y a fin de mantenerla ocupada, alargaremos los paseos y dedicaremos más tiempo a jugar con ella. Pero si el problema se vuelve recurrente y persiste en el tiempo, será recomendable la esterilización. Con la esterilización disminuiremos, además, el riesgo de desarrollo de mastitis y tumores mamarios. Y, por supuesto, en caso de dudas será nuestro veterinario quien mejor nos guiará para que tomemos la decisión correcta. Pincha aquí para ver nuestro vídeo clínico.

Debemos llevar un control de los celos de nuestra mascota y de su comportamiento posteriorVetTV, tu canal de televisión veterinario