menu
Entrar
televisión veterinaria
ES
PT
CT
video clínico sobre leucemia felina

VetTV, tu canal de televisión veterinario presenta: La leucemia felina

Bienvenidos a un nuevo post de Vettv. En esta ocasión te contaremos todo lo que debes saber sobre la leucemia felina

La leucemia felina es una enfermedad vírica que deprime el sistema inmune de los gatos. Por desgracia, su incidencia es frecuente, sobre todo en los gatos callejeros y de centros de acogida, y sus consecuencias pueden ser letales. La vía de transmisión más frecuente es la saliva. Puesto que los gatos se acicalan entre ellos y comparten comederos y bebederos, su contagio es muy habitual. Además, las peleas con mordiscos y los juegos entre gatos aumentan las posibilidades de infección. Cuando el gato desarrolla la enfermedad, su salud empeora de forma gradual. Las primeras manifestaciones visibles son la pérdida de apetito y de peso, así como un estado de apatía y fiebre permanente. Si observamos estos síntomas en nuestra mascota, debemos acudir a la clínica para la realización de pruebas diagnósticas. Bastará una pequeña gota de sangre de nuestro gato para que, mediante un test rápido, detectemos cuál es su situación. Puesto que no hay tratamiento para la leucemia felina, los esfuerzos de nuestro veterinario irán encaminados a paliar los síntomas de la enfermedad y las complicaciones derivadas del deterioro de su sistema inmune, así como el tratamiento de los tumores que suelen desarrollar. De esta manera, un gato infectado disfrutará de una mejor calidad de vida. Debido a que la enfermedad no tiene cura, la prevención es la clave principal. Para ello existen vacunas contra la leucemia que se pueden aplicar a partir de las ocho semanas de edad del gatito. La vacuna se aplica en dos dosis, separadas entre sí por un lapso de tiempo de entre 3 y 4 semanas. Tras ello, se procederá a la revacunación anual. Además, en el caso de convivencia de gatitos sanos con gatos infectados, el seguimiento de los consejos de la clínica es fundamental. Nuestro veterinario nos explicará las medidas más adecuadas para evitar el contagio entre ellos. Si a pesar de los esfuerzos nuestra mascota resulta infectada, podemos estar tranquilos respecto a la infección a humanos. Esta enfermedad no se transmite a las personas. Bastará con que seamos fieles al calendario de revisiones y consejos de nuestro veterinario para dar a nuestro peludo la mejor calidad de vida. Pincha aquí para ver nuestro vídeo clínico.

La vía de transmisión más frecuente es la salivaVetTV, tu canal de televisión veterinario