menu
Entrar
televisión veterinaria
ES
PT
CT
video clínico sobre razas potencialmente peligrosas

VetTV, tu canal de televisión veterinario presenta: Razas potencialmente peligrosas

Bienvenidos a un nuevo post de Vettv. En esta ocasión te contaremos todo lo que debes saber sobre las razas potencialmente peligrosas

Se conoce como raza potencialmente peligrosa a aquellas razas de perros que poseen una musculatura muy desarrollada, el pelo corto, la cabeza grande con una mandíbula fuerte y un peso corporal total de, aproximadamente, veinte kilos o superior. Además, también puede catalogarse como peligroso a aquel perro que muestra o ha mostrado agresividad hacia las personas y hacia otros animales, así como a aquellos que han sido entrenados para la defensa y el ataque. Los perros considerados como potencialmente peligrosos están sometidos a una normativa legal especial. A pesar de ello, y teniendo en cuenta que el número de razas catalogadas como tal se ha visto incrementado notablemente, muchos de sus propietarios desconocen la situación. Puesto que la legislación se dirige más hacia el propietario que hacia al animal, la posesión de una raza potencialmente peligrosa, según la región, requiere que el dueño sea mayor de edad y carezca de antecedentes penales. En algunos países es necesario realizar un test psicológico que pruebe que podemos hacernos cargo del animal y contar, además, con un seguro de responsabilidad civil. Posiblemente será inscrito en un registro oficial para mantener un cierto control poblacional. También deberemos solicitar a nuestro ayuntamiento u organismo correspondiente un permiso de tenencia, e inscribirle en un registro autonómico de animales potencialmente peligrosos. En el caso de ser propietario de un perro con estas características, tendremos en cuenta que hemos de atarle e instalarle el bozal durante las salidas del hogar. Además, llevaremos a mano su identificación, la cartilla sanitaria y el certificado veterinario que acredite su salud. Finalmente, nuestro veterinario nos indicará con más precisión qué normativa y aspectos son los más aplicables a nuestro caso. Hay que tener en cuenta que la normativa es cambiante a lo largo del tiempo y que el carácter psicológico de nuestro perro puede conllevar implicaciones que especiales. Pincha aquí para ver nuestro vídeo clínico.

La posesión de una raza potencialmente peligrosa, según la región, requiere que el dueño sea mayor de edad y carezca de antecedentes penalesVetTV, tu canal de televisión veterinario